ESCUELA

“Que tu cuerpo sea una orquesta no solo tu instrumento”

Fundada en 1964 por su actual director, Ángel Elizondo, desde la EAM entendemos al Mimo como el arte de la acción corporal, es decir, la acción como eje de nuestro lenguaje a través del cuerpo.

La formación anual de la escuela está dividida en materias básicas y complementarias, concebimos al cuerpo como una totalidad separable y en dichas materias trabajamos las distintas partes del cuerpo desde un punto de vista mecánico, técnico, y lúdico para luego volcarlo a la representación y la improvisación, pasando por una teoría y así deducir a través de la experiencia, la observación y el juego la riqueza de nuestra más primitiva manera de comunicarnos, el HACER, cuerpos en Acción.




MATERIAS

La división de nuestro quehacer en materias corresponde a la necesidad de limitar terrenos a fin de que el alumno/a pueda situar y desarrollar sus posibilidades al máximo. Estos distintos sectores intensamente trabajados, al unirse (de acuerdo a la personalidad, fines, necesidades, etc., del estudiante) le darán un panorama completo de lo nuestro. Y le permitirán además combinarlos de distintas maneras poniendo acento sobre lo que considere más a fin.

CICLO BÁSICO

El aprendizaje fundamental en el Ciclo Básico es el de la expresión y comunicación corporal, canalizando éstas hacia el Mimo. Por lo tanto, los elementos que se dan no son especializados, de manera que el alumno que viene con otros fines que el de ser mimo pueda cumplir con sus expectativas
1º Objetos y Evocaciones.
2º Mimetismo.
3º Sentimientos y Sensaciones.
4º Utilización del Espacio.
5º Reglas de Base de la Representación Mímica.
6° Destreza Corporal
7° Desarrollo del lenguaje de la acción corporal.

CICLO COMPLEMENTARIO

El ciclo complementario está dirigido a las personas que busquen profundizar en el terreno de la acción corporal, o que deseen dedicarse al Mimo en sus distintas posibilidades. Es por lo tanto especializado.
REQUISITOS: Se requiere una materia del Ciclo Básico totalmente cumplida.

1º Dialogo Corporal.
2º Máscara.
3º Técnicas de Realización.
4º Coro Corporal.

Todas las materias son fundamentalmente prácticas. Se puede elegir entre tomar 1, 2, 3 o 4 por semana.

Al tomar una clase se está tomando una materia (la del día y horario elegido) que continuará hasta fin de año, lo que da un aprendizaje profundo y completo sobre esa parte del programa.

Este sistema horizontal permite que cada uno adopte el tiempo que crea o sienta necesario según sus circunstancias. Todos los alumnos son nuevos en la materia que toman y por más que hagan o hayan hecho otras no se encuentran adelantados frente a esa materia. Por lo tanto, los grupos no están divididos en años ni en niveles. Las materias no se continúan, sino que se complementan.





SOBRE LAS MATERIAS Y LA METODOLOGÍA

El criterio seguido para la elección de los terrenos (que también aclara sobre su contenido) o materias es el siguiente: Considerando que el cuerpo humano está en un espacio, nos surge la necesidad de limitar lo espacial si queremos trabajarlo a fondo. Distintos espacios donde el cuerpo inscribe sus mensajes, dentro de ese espacio distintos niveles, etc.; espacios convencionales o no: materia UTILIZACION DEL ESPACIO. Este es para el mimo lo que para el pintor es la tela, por ejemplo.

Dentro de ese espacio están los espacios que lo modifican, le dan nuevos significados, le plantean distintos problemas al cuerpo. El dominio de los objetos es tan importante como el del espacio, y está muy ligado a él. Objetos reales o imaginados (evocados). Materia: OBJETOS Y EVOCACIONES.

Espacio y objetos producen sentimientos, sensaciones, necesidades que es necesario manejar, conducir, canalizar para una mejor comunicación: materia SENTIMIENTOS Y SENSACIONES. Trata de la conexión de lo exterior con lo interior.

Estas tres cosas producen modificaciones en el cuerpo. Nos transformamos en alguna medida en espacio, objetos, sentimientos. Tomamos el color de la pared, la forma del objeto, etc., en la medida en que nos comunicamos. Materia: MIMETISMO. Es necesario aclarar que esta materia no es específicamente mimo como por lo general se deduce sino la posibilidad de transformarse que tiene el cuerpo: Cuando alguien se sienta toma la forma del asiento; en la medida en que se “transforme” en asiento la comunicación con el objeto será buena. Un actor toma la apariencia de un personaje (esto es mimetismo también). La posibilidad de transformarse permite comunicación. En Mimo fue muy utilizado, de lo que surgió un parecido en las palabras. Pero también es parte de todas las artes y actividades vitales. El animal se mimetiza en árbol para defenderse.

Todo esto tiene sus reglas de lenguaje, que si bien es cierto son vitales, nosotros hemos inclinado más hacia la representación de nuestro arte de manera a ligar este ciclo básico con el complementario en el que se trata ya del Mimo en forma especializada. Materia REGLAS DE BASE DE LA REPRESENTACION MIMICA. Por lo tanto, a los que les interese específicamente el Mimo le sugerimos esta materia pues ella es condición indispensable para abordar el ciclo complementario.

El orden en alguna medida establecido precedentemente es solamente teórico, y tiene por fin lograr una mejor compresión del sistema. No es el orden en que se deben estudiar las materias. Al aislarlas las hemos independizado, agudizando esto a fin de que el alumno tenga la ventaja de comenzar por la que quiera.


SOBRE LAS CLASES Y SUS OBJETIVOS

Las clases se dividen en tres partes de cuarenta minutos cada una, aproximadamente. Dichas partes son: Técnica, Liberación y juego, Teoría e improvisación, en principio en ese orden.

Parte técnica: corresponde al dominio corporal y a los elementos objetivos necesarios para conseguir expresar y comunicar corporalmente lo que necesitamos en función con el tema que trata la materia. Cada día tiene su parte técnica diferente. Por ejemplo: teniendo en cuenta que en la manipulación de objetos de la materia Objetos y Evocaciones, lo importante son las manos, se trabajan estas, sobre todo, o las piernas en la materia Utilización del Espacio.

Consideramos que darle valor al cuerpo a través de la técnica del Mimo, es un aprendizaje primordial y necesario en la formación de cualquier artista escénico.

Liberación y Juego: planteamos el juego como elemento fundamental en el desarrollo del Mimo, la importancia del autoconocimiento en función de la búsqueda de la verdad teatral y el despliegue del estilo personal artístico, buscamos que el/la alumno/a pueda potenciar su parte creativa, sensible, y expandir sus posibilidades al máximo en su creación artística.

Teoría e improvisación: planteamos una teoría y ejercicios donde la dificultad… a resolver.